Cuando afrontamos un trabajo de perforación para pozos, sondeos geotérmicos o micropilotes se presentan una gran diversidad de factores que nos indican el método de perforación a elegir. Finalidad de la perforación, profundidad, tipo y dureza del terreno, volúmenes de agua, pureza de la misma (en caso de ser para consumo humano), etc. A continuación os mostramos los métodos de perforación más habituales que utilizados en Atlántico Perforaciones. Recordando que cada procedimiento tiene sus ventajas e inconvenientes y que debe ser utilizado después de un estudio a fondo del terreno. Empezamos!

La circulación directa consiste en meter un fluido por el interior del varillaje y que salga por el exterior, entre el espacio anular de la sarta de perforación y las paredes de la perforación. El fluido de perforación puede ser aire a presión, agua o lodo de perforación. Si el fluido de perforación es el aire este se suministra a la perforación mediante un compresor, suelen ser compresores de alta presión y mucho caudal. Si el fluido de la perforación es el agua o lodo, este se introduce a la perforación mediante una bomba de lodos específica para este trabajo.

Circulación inversa: con este método de perforación el fluido se introduce por el espacio anular entre las paredes de la perforación y la sarta de perforación, saliendo el fluido y el material perforado por dentro de la sarta de perforación. Este tipo de perforación se utiliza para perforaciones de gran diámetro y mucha profundidad como pueden ser pozos de agua de miles de metros de profundidad, perforaciones petrolíferas o perforaciones para gas.

Cada procedimiento tiene sus ventajas e inconvenientes y que debe ser utilizado después de un estudio a fondo del terreno.

 

También tenemos perforaciones de rotopercusión, que pueden ser con martillo en cabeza o con martillo en fondo. Las perforaciones con martillo en cabeza llevan una boca de perforación en el fondo de la sarta y el golpe se produce en el exterior mediante un martillo hidráulico que golpea la sarta de perforación por la cual se transmite el golpe al fondo de la perforación. En Las perforaciones con martillo en fondo, el martillo va situado en el fondo de la perforación, este es accionado mediante aire, el cual hace funcionar el martillo y al mismo tiempo arrastra hacia el exterior el material perforado llamado detrito.

 

Los distintos sistemas de perforación se utilizan en función del terreno que vayamos a perforar, si son terrenos rocosos muy compactos lo más aconsejable es un sistema de martillo en fondo o martillo en cabeza, si son perforaciones muy profundas el martillo fondo tiene mucho más rendimiento que el martillo en cabeza. Si el terreno a perforar es un terreno poco consolidado, arcilloso o arenoso , lo más aconsejable es un sistema de perforación de circulación directa o inversa con agua o lodo. Si se trata de una perforación de poco diámetro y de unas pocas decenas de metros la perforación de circulación directa es el sistema más indicado.

A veces cuando nos encontramos terrenos poco consolidados que tienden a derrumbarse, lo más recomendable es meter un revestimiento. Este revestimiento puede ser perdido, que nunca va a salir del sondeo y se va a quedar ahí o recuperable. Cuando el revestimiento se queda perdido se suelen utilizar sistemas de perforación y entubación simultánea cómo pueden ser el ODEX , TUBEX, JAW SYSTEM, SYMETRIX…. entre otros. En estos sistemas lo que se hace es que a medida que se va perforando se va metiendo una camisa de acero soldada. Es un sistema lento, requiere mucho tiempo y hay que soldar muy bien ya que en ocasiones tiene el problema de que las perforaciones se desvían y las soldaduras no soportan el esfuerzo. La boca de perforación va abriendo camino y arrastrando la tubería al mismo tiempo. Se trata de sistemas con martillo en fondo.

Otro sistema de perforación qué suele utilizarse es con camisa recuperable. Esta técnica se caracteriza por el uso de una camisa de acero roscada, con lo cual es mucho más rápido para perforar y para sacarla después. Esto se debe a que el tiempo de soldadura y de corte de la camisa al extraerla nos lo ahorramos. Está camisa se puede meter con máquinas de doble cabezal que llevan dos grupos de rotación independientes uno para cada sarta o con una máquina de una sola unidad de rotación que tenga la capacidad de suficiente para arrastrar las dos sartas de perforación. Con el sistema de camisa roscada también podemos perforar con agua sin utilizar un martillo en fondo, siendo un sistema de lo más recomendable en terrenos de gravas o arenas.

Como siempre queremos recordaros que es importante que cualquier perforación sea llevada a cabo por profesionales, con todas las garantías, permisos y legalizaciones posteriores. En Atlántico Perforaciones no nos la jugamos y estamos para ayudarte a llevar tu obra al siguiente nivel. Tanto si eres particular como empresa no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.